AILA Badge
Charlotte Chamber
NC State Bar
United States District Court
United States District Court

La Valiente Odisea de una Mujer Migrante

Por: Otto Cano Pitta

La Valiente Odisea de una Mujer Migrante

Son las 11:15 de la mañana del día 18 de Septiembre de 2019 y la entrevista con la diseñadora Venezolana "Caroline" comienza a prepararse. Llevamos casi 20 minutos hablando de cómo es la frontera con México y cómo su vida cambió desde que salió de Maracaibo, me cuenta que ha traído a su hijo Thiago de 5 años y es entonces cuando le deslizo la primera pregunta acerca de su experiencia como asilada política venezolana:

Han pasado dos meses que saliste de Venezuela, ¿Cómo ha cambiado tu vida cotidiana?

Pues este cambio ha sido muy muy drástico, he estado muy deprimida y lamentablemente mi hijo cambió totalmente, se me ha puesto muy pero muy rebelde.

Nuevo Laredo es un ciudad estratégica para la inmigración, puedes contarnos detalles de cómo son los refugios de la frontera?

No era para refugiarse, más que nada es como una cárcel, cuando querías ir al baño pues había cámaras por todos lados, todo era de metal y había una gran cámara como un gran ojo que nos vigilaba todo el tiempo y “ellos” podían vernos y escuchar todas nuestras conversaciones, incluso podían mirar cuando ibas al baño.

Tal vez las instalaciones no eran de lo mejor pero...¿atendían con comida?, ¿había comida?

Claro, había comida tres veces al día, pero estaba podrida. La comida estaba pasada, eso era un truco para salir temprano de ese lugar y buscar comida en la calle, si tenías dinero claro.

Tu vivías en la Venezuela de Maduro, con todos esos obstáculos para hacer una vida ¿Cómo fue que tomaste la decisión de salir de ese gobierno?

Honestamente yo ya lo había pensado porque yo quería llevarme a mi niño y darle una mejor calidad de vida. Tuve la suerte de venir a los Estados Unidos el año pasado en Septiembre, el 15 de septiembre para ser más exacta y todos me decían que me quedara aquí y que buscase asilo político, pero no estaba dispuesta a hacerlo sin mi hijo. Por eso regresé a Venezuela y comencé a planificar mi viaje.

Luego que llegaras a Nuevo Laredo te han pedido que regreses a Monterrey-México para que esperes tu audiencia sobre el asilo político.¿Cómo te sientes ahora en México?

Aquí por lo menos puedo caminar tranquilamente con mi hijo Thiago. Allá en nuevo Laredo siempre tú caminas con miedo en la piel, se siente miedo, es demasiado peligroso.

En el refugio que dices que es una cárcel porque estuviste allí y sabes de lo que hablas…,¿Estuviste sola o conociste a otras personas?

Conocía a gente de Cuba, Honduras, República Dominicana, Colombia, y muchos compatriotas de Venezuela y muchos otros países.

Entiendo que tu viaje fue por decir algo justo : “Una Odisea”, que saliste de Maracaibo y luego fuiste para Colombia y seguiste subiendo al Norte hasta los EEUU, es un viaje agotador...¿dónde fue que te hospedaste cuando llegaste a Norte América?

Primero llegué a Nuevo Laredo - México y los primeros días me hospedé en un Hotel con mi hijo y mi compañero de viaje, se nos acabó la plata y comenzamos a llamar constantemente al pastor de la casa “AMAR” para que nos acogiera porque si quieres pedir asilo primero tienes que estar en un refugio. No fue nada fácil pero gracias a DIOS entramos al refugio, lamentablemente mi hermano sólo estuvo 3 días allí pero yo si pude quedarme hasta 4 semanas y conviví con todo tipo de gente.

¿Había mucha gente que pasaba tu misma situación?

Nosotros conocimos gente buena como gente que no era tan buena, la casa donde nos albergaron tenía varias habitaciones, los colchones estaban tirados en el piso y recuerdo ese calor terrible del desierto, sin aire acondicionado, ese calor horrible.

Cuando estuviste en la frontera de EEUU Y México comenzó a implementarse la ley del “Tercer país seguro”, ¿cómo influyó eso en tu situación legal?

Cuando eso empezó fue un shock para todos!, miles de personas se fueron porque sabían que ya no cruzaron la frontera, sabían que no los iban a dejar pasar, hubo un tipo que salió disparado por una ventana diciendo: “Ya no aguanto este hacinamiento”.

Client Reviews
★★★★★
Ruth ha ayudado a toda mi familia en todo, desde obtener la residencia en Carolina del Norte hasta llegar a un acuerdo cuando mi hija tuvo un accidente automovilístico. Es bueno tener a alguien de la comunidad hispana de tu lado. Tony
★★★★★
Estoy my agradecida con Ruth por haber obtenido el aplazo de mi expulsión de US para poder permanecer con mi familia en tanto puedo obtener algún beneficio migratorio. Todo su equipo es de América Latina y comprende cuán difícil puede ser este proceso. Después de buscar un abogado de inmigración en Charlotte, me alegro de haberla encontrado Teresa